La gobernanza de internet

La gobernanza de internet

Por: Gonzalo Ruiz

Fuente: Diario Gestión

Durante los últimos años, ha existido un amplio debate a nivel internacional sobre el modelo de gobierno a partir del cual se administran las direcciones IP (Internet Protocol) y el Sistema de Nombres de Dominio en internet. A diferencia de otro tipo de servicios en los que existen instancias multilaterales o intergubernamentales en donde se discuten y resuelven las discrepancias entre sus participantes, en el caso de Internet, tanto el sistema de registro como el de solución de conflictos es administrado por una organización privada sin fines de lucro basada en California, denominada ICANN (por sus siglas en inglés).

Varios expertos se han opuesto a la injerencia de los gobiernos en el sistema de registros de Internet, argumentando que el sistema actual basado en un enfoque “multipartes” (multistakeholder) administrado por ICANN, facilita la participación de todos los interesados en las decisiones de gobierno a través de diversos foros y, a la vez, aisla al sistema de cualquier injerencia política. De otro lado, los críticos señalan que el actual sistema no necesariamente garantiza que las decisiones que se adoptan en estos foros, proteja por igual los derechos de todos los involucrados, en especial, los de los países menos desarrollados.

La controversia surgida frente a la solicitud formulada por la empresa Amazon de registrar la denominación “.Amazon” como dominio genérico (al igual que .com, .net., .edu, entre otras) puede ser una papa caliente para el ICANN. La empresa ha sustentado la solicitud, en su interés de continuar innovando en sus servicios de comercio minorista. Varios países, entre ellos Perú y Brazil, consideran que los dominios de internet deben respetar las sensibilidades relacionadas al uso de términos con connotaciones geográficas, religiosas, culturales y nacionales. El otorgar el derecho exclusivo del uso del nombre “.Amazon” a una empresa privada evitaría, según esta posición, el aprovechamiento de este dominio para otros propósitos de interés público relacionados con la protección y promoción de los asuntos vinculados al ecosistema amazónico. Es importante señalar que hace algunos años, en el caso de una solicitud similar para la denominación “.Patagonia”, formulada por la conocida empresa de ropa deportiva, la solicitud fue impugnada por Argentina y Chile,  y la empresa decidió desistir de su pretensión.

En el caso de “.Amazon” no ha ocurrido lo mismo. Si bien ICANN rechazó una primera solicitud en el 2014, la empresa ha solicitado en los últimos meses la reevaluación de su pedido. Sin embargo, en esta nueva decisión, está en juego mucho más que la utilización comercial del nombre de una vasta región geográfica. Está en juego la confianza en la institucionalidad que durante los últimos años ha buscado construir ICANN, basada en el modelo “multipartes” para la gobernanza de internet.