Tipo de cambio volátil

Tipo de cambio volátil

Por: Eduardo Jiménez

Fuente: Diario Gestión

Fecha: 27 – 03 – 2019

El tipo de cambio es una de las variables que más nos preocupan, ya que de una u otra forma termina afectando el día a día de las personas y las empresas. En los últimos cuatro meses, hemos visto que la cotización del dólar ha pasado de cerca de S/ 3.40 a estar por debajo de S/ 3.30.

Este comportamiento se explica por la expectativa que tenían los mercados respecto al desenlace de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Antes de mediados de diciembre, el inversionista promedio esperaba que la guerra escalara, situación que los empujaba a tomar estrategias conservadoras y refugiarse en papeles que ellos consideran más seguros. Pasada la primera mitad de diciembre, el anuncio de negociación entre las dos primeras economías del mundo generó una distensión en los mercados y los flujos volvieron a llegar hacia los emergentes, iniciando una clara tendencia a la apreciación del dólar.

Una forma de graficar el cambio de situación para una economía pequeña como la nuestra es que durante el 2018 salieron en neto US$ 3,500 millones, mientras que al 15 de marzo de este año hemos tenido una entrada, también neta, de casi US$ 4,300 millones.

Bajo estas circunstancias, y como ha sido su costumbre, el BCRP ha salido a intervenir en varias ocasiones para disminuir la volatilidad de la cotización y, de hecho, el último viernes salió a comprar US$ 320 millones. Con ello, el ente emisor evitó que se prolongara la caída. Cuando parecían acabarse las fuertes idas y venidas del dólar, aparece un importante choque: el Sistema de Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) anuncia que no moverá su tasa de interés de referencia y que frenará el proceso de reducción de su hoja de balance.

Si bien el mercado había internalizado en sus expectativas esta situación, se esperaba que el Fed continuara con el proceso de retiro del estímulo monetario. En ese sentido, se puede decir que el mercado le dobló la mano al Fed y este último ha visto mellada su credibilidad.

A partir de aquí se abren dos grandes posibilidades. La primera es que el mercado continúe la “fiesta” que se estaba viviendo y aproveche la coyuntura de una política monetaria más favorable que la esperada y se prolongue la subida en las bolsas y el flujo de capitales hacia los países emergentes. La segunda posibilidad es que el mensaje del Fed sea leído como un mensaje de alerta sobre la situación de la economía estadounidense y veamos un repliegue de los inversionistas.

De momento, esto es lo que viene ocurriendo, pues el rendimiento del bono del Tesoro a diez años se encuentra en apenas 2.4% y el oro se encuentra por encima de US$ 1,300 la onza. De momento, esperamos que el tipo de cambio cierre el 2019 en S/ 3.30. Esto no descarta la posibilidad de que el precio del dólar se mantenga por varios meses debajo de ese nivel, a la luz de las presiones vistas hasta ahora.