¿Cómo financiarse este año?

¿Cómo financiarse este año?

Por: Henry Bances

Fuente: Diario Gestión

Fecha: 8 – 01 – 2020

La guerra comercial ha sido el principal lastre del crecimiento económico mundial. Sus impactos negativos llevaron a una desaceleración generalizada en 2019. De hecho, según el FMI, dicho año sería el de menor expansión en una década (3%). En respuesta a ello, distintos bancos centrales emprendieron medidas de estímulo monetario que van desde recortes en su tasa de referencia hasta cuantiosas compras de deuda.

Si bien el Fondo prevé una leve aceleración para 2020 (3.4%), algunas economías como Estados Unidos y China continuarían desacelerándose. Además, los riesgos de un menor dinamismo son altos, ya que a la posibilidad del agravamiento de la guerra comercial (más allá de la firma del llamado acuerdo de Fase 1) se ha sumado una probable escalada en el reciente conflicto entre Estados Unidos e Irán.

Con relación al entorno local, la incertidumbre viene de la campaña política de 2021. Ello, por un lado, aumentaría la volatilidad de nuestro tipo de cambio (aunque es baja comparada con otros países) y, por otro, afectaría el gasto privado. De esta manera, según Macroconsult, para 2020 el tipo de cambio fluctuaría alrededor de S/ 3.30 por dólar y, debido al considerable rebote de la inversión pública, nuestra economía crecería 2.9%.

En este contexto, nuestras fortalezas macroeconómicas jugarían un rol importante en la estabilidad del sistema financiero y el desempeño del mercado de capitales. Con cifras a octubre de 2019, ambos mercados poseen una amplia disponibilidad de fondos que no cambiaría durante este año. Así, entre depósitos y reservas por encaje, el sistema financiero cuenta con S/ 370 mil millones (11.1% respecto a 2018) para colocar en préstamos. Por el lado del mercado de capitales, la cartera administrada por las AFP alcanzó los S/ 169 mil millones (10.5% respecto a 2018).

Finalmente, las flexibles condiciones monetarias internacionales y locales impactarían directamente sobre el costo de financiamiento. A corto plazo, la clave es la trayectoria de las tasas de política monetaria de los bancos centrales. Para 2020, por ahora se asume que el BCR mantendría su tasa en 2.25%, mientras que el Fed la llevaría hacia 1.5% (1.75% actual). A largo plazo, lo fundamental es el rendimiento de los bonos del Tesoro de mayor periodo de maduración. Estos continuarían en niveles bajos durante este año en la medida que la incertidumbre actual, por lo menos, se mantenga.

En síntesis, con un entorno económico global poco favorable y un bajo crecimiento de las ventas locales resultaría conveniente mantener disponibles líneas de crédito para el fondeo a corto plazo. Además, con una amplia disponibilidad de financiamiento junto con bajas tasas de interés, sería recomendable cambiar deuda de alto costo por alternativas más económicas.